Menú

Llantas de carbono vs aluminio

En el mundo de las bicicletas de competición, cada detalle cuenta para lograr conseguir el máximo rendimiento. Uno de los componentes que marca la diferencia en el desempeño de una bici de competición son las llantas. ¿Carbono o aluminio, cuál es mejor?

Ambas opciones, tanto las llantas de carbono como las de aluminio, ofrecen ventajas muy importantes para los ciclistas profesionales, pero existen grandes diferencias entre ambos.

Te contamos más sobre las llantas de carbono y de aluminio en este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Las llantas pueden afectar al rendimiento de la bicicleta?

¡Por supuesto! Todos y cada uno de los elementos de la bici pueden afectar a su rendimiento, y las llantas no son menos. De hecho, son uno de los elementos más importantes.

Las llantas afectan directamente al rendimiento de cada bici, a través de algunos elementos como la velocidad, la resistencia al rodaje y la capacidad de agarre de la bicicleta.

El peso es uno de los elementos más importantes de una bici, así que el peso de las llantas también va a influir. Unas llantas más ligeras van a influir en una aceleración más rápida y facilitan subir pendientes, mientras que unas más pesadas pueden aumentar la estabilidad en terrenos irregulares.

Además, el diseño de la llanta juega un papel muy importante. Las llantas aerodinámicas, con menor resistencia al viento, pueden mejorar la velocidad en terrenos planos y en descensos.

El perfil de las llantas es otro de los grandes elementos que influyen en su rendimiento: las ruedas más estrechas son perfectas para bajadas o terrenos llanos, pero en subidas se vuelven más difíciles de llevar.

Elige las llantas para las bicis AURUM
Magma

Ahora que tenemos claras las características que influyen en el rendimiento de la bici, vamos a ver las principales diferencias entre unas llantas de carbono y unas llantas de aluminio.

Llantas de carbono

Las llantas de carbono son unas de las más elegidas por ciclistas de alto rendimiento a la hora de elegir los materiales de cada una de las partes de su bici. 

Analizaremos este tipo de llantas en base a diferentes aspectos que son clave para cada una de ellas.

Las llantas de carbono son las más ligeras del mercado. A día de hoy, el carbono es el material menos pesado que existe en el mundo del ciclismo, así que la mayoría de las llantas de ciclistas profesionales se fabrican en este material. 

Por contra, el carbono es uno de los materiales más caros. Por eso, aunque es recomendable utilizar llantas de carbono por su ligereza, no suele ser la primera opción de ciclistas amateur. Sin embargo, utilizar una llanta de carbono barata tampoco es una buena opción: las llantas de carbono baratas suelen costar lo mismo que las llantas de aluminio más caras; si quieres unas llantas de carbono, es recomendable afrontar la inversión al principio.

Estéticamente, las llantas de carbono son las más llamativas que encontramos en el mercado. Además de por su precio, se considera que el carbono es un material de alta gama porque visualmente da una sensación muy elegante.

En cuanto al perfil de la rueda, las llantas de carbono soportan cualquier tipo de perfil: estamos ante un material muy ligero, y por tanto una rueda de más perfil no se va a notar muy pesada; sin embargo, una bici de carretera no necesita perfiles muy altos, aunque los más bajos pueden ser peligrosos cuando hay rachas de viento muy fuertes.

Llantas de aluminio

Las llantas de aluminio cuentan con numerosas ventajas, que hacen que sean una de las más elegidas por ciclistas profesionales para sus bicis de competición.

Se trata de un material más flexible, lo que hace que sea posible enderezar una llanta en caso de que se doble.

Otra de las grandes ventajas del aluminio frente al carbono es que es un material que tiene un mejor control del calor en la frenada. Esto puede suponer un gran punto a favor, ya que no hay riesgo de rotura en las frenadas, lo que sí puede pasar en una bicicleta de carbono.

Además, las llantas de aluminio, al ser más pesadas, aumentan el peso total de la bici, y también resultan menos aerodinámicas que las bicis de carbono.

Sin embargo, al ser más económicas, son una de las primeras opciones para aquellas personas que están empezando en el mundo del ciclismo de carretera amateur.

Llantas para bicicletas de competición

Principales diferencias entre las llantas de carbono y de aluminio

En definitiva, las llantas de carbono y las de aluminio tienen una serie de características que hacen que ambos tipos de llantas sean diferentes entre sí.

La principal diferencia, y que seguro que es la primera en la que te fijas, es el precio: las llantas de carbono son más caras que las de aluminio.

Además, las llantas de aluminio son más pesadas y más flexibles que las de carbono; estas últimas se caracterizan por una mejor apariencia que las de aluminio.

En cuanto a seguridad, podríamos decir que son mucho más seguras las llantas de aluminio: al ser más pesadas, no son tan inestables con rachas de viento fuertes. Otro de los aspectos que hace que el aluminio sea más seguro es que las llantas de fibra de carbono son más propensas a sufrir daños irreparables, mientras que el aluminio, al ser más maleable, puede doblarse.

Escoge las ruedas perfectas para tu estilo de ciclismo

En AURUM sabemos que no todos los ciclistas son iguales, así que no podemos recomendar un tipo de llanta en general. Cada corredor tiene sus propias necesidades, por lo que, tanto su bici como cada uno de los elementos que la componen, deben elegirse en función de determinados factores, a saber: el tipo de terreno en el que se suele rodar –carretera, montaña, gravel… –, el peso del ciclista, su habilidad y sus preferencias personales en cuanto a rendimiento y comodidad.

En definitiva, en AURUM queremos que tu bici sea solo tuya.

Essentia

Envíos gratuitos

Envíos gratuitos a todo el mundo en compras superiores a 500€

Welcome Pack

Bidón, portabidón y dorsal para la Mallorca 312 o GF Contador

Elige tu Prenda

Con la compra de una bicicleta completa, elige una prenda de nuestro catálogo