Envío gratis en pedidos a partir de 500€

¿Cuál es la presión adecuada para las ruedas de mi bici de carretera?

Una de las principales preguntas que se hacen los ciclistas amateur es cuál es la presión que deben tener las ruedas de su bici. Por eso, en este artículo te traemos toda la información necesaria para que puedas entender cuáles son los principales aspectos que influyen en la presión de las ruedas de la bici.

Debes tener en cuenta que medir la presión de las ruedas en una bicicleta de carretera es esencial para garantizar un rendimiento óptimo y una conducción segura, así que te contamos cómo hacerlo a continuación.

Cómo medir la presión de las ruedas

El instrumento necesario para medir la presión de las ruedas es un manómetro, pero debes asegurarte que sea un manómetro de calidad. Además, es importante elegir un manómetro que sea compatible con las válvulas de tus ruedas.

El principal consejo que debes seguir a la hora de elegir la presión de tus ruedas es seguir la recomendación del fabricante. 

Antes de medir la presión, debes verificar la válvula de las ruedas –las bicicletas de carretera suelen utilizar válvulas Presta–. Una vez verificada, debes desenroscar la tapa de la válvula, lo que permitirá que el aire fluya libremente cuando conectes el manómetro.

Cuando hayas desenroscado la válvula, conecta el manómetro de forma segura. Tras unos segundos, la lectura se estabilizará, y podrás leer la presión de la rueda en PSI (libras por pulgada cuadrada) o en bares.

Tras ajustar la presión de cada rueda, compruébala de nuevo con el manómetro.

Bar/PSI

Los bares y las PSI son las dos unidades de medida más comunes para la presión de los neumáticos. Ambas se utilizan ampliamente en diferentes partes del mundo, por lo que es esencial entender la diferencia entre ellas.  El bar es la unidad de presión métrica que se utiliza en la mayoría de países europeos. El PSI es, en cambio, la unidad de presión más comúnmente utilizada en EEUU y otros países. La elección de la unidad de medida depende, sobre todo, del fabricante del manómetro o bomba de aire utilizados.  En caso de que tu manómetro solo tenga uno de estos valores, debes saber que la equivalencia entre bares y PSI es la siguiente:
1 bar = 14.5038 PSI
1 PSI = 0.06895 bares

Cómo saber cuál es la presión adecuada

Aunque generalmente la presión adecuada de un neumático para una bicicleta de carretera viene señalada en el propio neumático o en el manual de la bicicleta, hay factores que pueden afectar a la presión, como los que comentamos a continuación.

En función del peso del ciclista

El peso del ciclista es un punto importante a tener en cuenta a la hora de elegir la presión para tus neumáticos. 

Por ejemplo, para ciclistas de menos de 70 kg., se recomienda una presión de neumáticos de entre 80 y 100 PSI (5.5 a 7 bares) para neumáticos de unos 23 mm de ancho. Si son neumáticos más anchos, es recomendable reducir la presión en 5 PSI por cada 2 mm de aumento. 

Para ciclistas de peso medio –entre 70 y 85 kg.–, se recomienda una presión de neumáticos entre 90 y 110 PSI (6.2 a 7.6 bares), también para neumáticos de 23 mm de ancho.

Para ciclistas más pesados –a partir de 85 kg.–, la presión recomendada para neumáticos de 23 mm de ancho es de entre 100 y 120 PSI (6.9 a 8.3 bares).

En función del estado de la carretera

El estado de la carretera también puede ser un elemento importante para determinar la presión idónea para las ruedas de la bici. A continuación te exponemos algunos de los casos que podemos encontrar.

En carreteras lisas y bien pavimentadas, una presión de entre 90 y 110 PSI es la adecuada. Sin embargo, puedes optar por una presión algo más alta, ya que puede restar resistencia y ganar eficiencia en la pedalada. 

Para carreteras rugosas o con baches, una presión más baja (de entre 80 y 90 PSI) es positiva para que los neumáticos absorban mejor los impactos, así como para aportar una mayor comodidad al ciclista.

Para carreteras con grava o terreno mixto, es recomendable reducir más aún la presión de los neumáticos. Esto proporcionará una mayor tracción y estabilidad en superficies sueltas. En este caso, la presión más adecuada varía entre 60 y 70 PSI.

En función de la meteorología

Además del resto de factores, el clima es esencial para elegir una correcta presión en los neumáticos de una bicicleta de carretera. A continuación te contamos algunas pautas generales.

En condiciones de calor y sequedad, puedes aumentar ligeramente la presión de los neumáticos. Esto se debe a que el calor puede bajar de forma natural la presión de las ruedas, así que comenzar la ruta con una presión algo más alta puede equilibrar esa pérdida de presión.

En condiciones de frío, ocurre al contrario. Es conveniente bajar la presión de los neumáticos para contrarrestar la subida de presión generada por las bajas temperaturas.

Por último, si hay lluvia en el asfalto, es recomendable reducir literalmente la presión. Esto se debe a que una presión más baja proporciona una mayor superficie de contacto entre el neumático y el suelo, lo que mejora la tracción y reduce el riesgo de deslizamiento.

la presión de las ruedas en la bici de carretera

La importancia de tener la presión adecuada

Principalmente, la presión en los neumáticos permite garantizar el rendimiento óptimo y una experiencia de conducción segura.

En primer lugar, una presión adecuada disminuye la resistencia a la rodadura, lo que se traduce en una mayor eficiencia de pedaleo.  Además, también afecta al control y manejo de la bicicleta. 

Por otra parte, mantener una presión correcta ayuda a prolongar la vida útil de los neumáticos.

Todo ello, en definitiva, hace que la conducción sea más segura y, por tanto, sea menos peligroso utilizar la bicicleta a largo plazo.

WELCOME PACK

Con la compra de una bicicleta completa o de un cuadro, recibirás como regalo un portabidón, un sitio para el M312 o GF Contador y una prenda de nuestro catálogo.

ENVÍO GRATIS

Envío gratuito en compras superiores a 500€ en todo el mundo